Sara

La magia de la amistad está en que, cuando es de verdad, resiste al paso del tiempo, a la distancia, a la separación de caminos que a veces llega de forma inevitable.. Cuando tenemos un hijo ocurren muchos cambios en nuestro vida y en nuestra forma de verla. Entre todas estas grandezas, la paternidad/maternidad trae consigo reencuentros especiales. Este ha sido nuestro caso. Tras años sin ver a Angy, el nacimiento de nuestros hijos supuso un nuevo punto de encuentro en nuestras vidas. Y, como si el tiempo no hubiera pasado, vivimos una jornada llena de risas y momentos divertidos. Tuve la oportunidad de conocer a la pequeña Sara, una niña dulce y risueña, y la pequeña Kyra, (sin duda, es parte fundamental de esta familia), y en un ambiente relajado y distendido, pude plasmar la energía, dulzura, cariño, y la enorme paz que transmiten Angy y Alejandro y sus dos pequeños. Gracias por este reencuentro…

 

F a c e b o o k
T w i t t e r
G o o g l e   +